Pasos para arreglar una puerta desalineada.

Cerrajeros 24 horas
Una de las principales dificultades que pueden presentarse con las puertas en casa es el hecho de que están sufran desniveles, es decir, se encuentres desalineadas lo que dificultará en gran medida el poder abrirla o cerrarlo fácilmente, en ocasiones será necesario imprimir más fuerza de lo necesario.
¿Por qué se desalinean las puertas?
Portazos, estos son las principales causas, el hecho de que para cerrar una puerta demos fuertes golpes a esta poco a poco la sacará de su eje regular.
Desgaste, entendamos que las puertas son algo que usamos constantemente, debido a esto con el paso del tiempo inevitablemente comenzarán a desgastarse, en especial en las bisagras, estas son la pieza fundamental para que la puerta pueda girar, estas se oxidan, se desajustan, se doblan, se dañan en general.
Antes de buscar la forma de solucionar el problema con nuestras puertas, lo principal es determinar la causa de este, para ello deberemos revisarlas minuciosamente.
Pasos para arreglar las fallas de la puerta.
En este caso abordaremos como problema clave el desajuste de las bisagras debido a que los tornillos se han deslizados.
Lo principal será sacar la puerta de su base, para esto deberás usar un destornillador y un martillo, la idea es sacar las clavijas que sujetan las bisagras, golpéalas con el martillo por la parte de abajo, usando como punto de conexión entre estos el destornillador.
Repite el proceso con cada una de las bisagras y retira la puerta, pide un poco de ayuda para levantar la puerta puesto que pueden resultar algo pesadas para cargarla tú solo.
Desmonta las bisagras, recuerdan que una parte de estas estarán sujetas a la puerta y otras al marco, utiliza un destornillador mecánico o uno manual, el que tengas a mano y retira cada uno de los tornillos que sujetan las bisagras.
La idea es cambiar los tornillos que sujetan las bisagras, prueba usando unos más largos, vuelve a instalar las bisagras con los nuevos tornillos, cambia los de las tres bisagras.
Vuelve a montar la puerta en su lugar y prueba su adecuado funcionamiento, si el problema eran las bisagras con esto de seguro quedará totalmente solucionado.
A la hora de instalar las clavijas, golpéalas con el martillo, esto permitirá que queden bien ajustadas y evitará que la puerta se desalinee más adelante debido a problemas con esta pieza.
Reparaciones extras.
Debido a que ya tienes la puerta y por ende las bisagras desmontadas puedes aprovechar el momento para llevar a cabo los siguientes arreglos.
Si las bisagras están oxidadas y no quieres cambiarlas, compra un producto que te ayude a retirar la oxidación, realizando un adecuado proceso estas quedarán en mejor estado.
Lubrica las bisagras, muchas de las fallas de las puertas también derivan de esto, así que utiliza vaselina o una grasa adecuada para aplicar la lubricación de las bisagras.
Si están dobladas puedes utilizar el martillo para enderezarlas, colócalas sobre una superficie adecuada y aplica pequeños golpes por las partes que están dobladas, esto deberá bastar para dejarlas en un mejor estado, de esta forma será más eficiente su funcionamiento.
Consejos generales.
Muchas veces creemos que no comprando una pieza nueva nos ahorraremos un buen dinero, pero en ocasiones esta solución resulta poco factible, es por eso que si observas al desmontar las bisagras que estas están muy deterioradas, no lo pienses mucho y compra unas nuevas, no esperes a que la puerta se deteriore más debido al roce con el piso por estar desajustada, se precavido, evita mayores inconvenientes.

Última Modificación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies